La erosión en el olivar supone un problema de primer orden para la sostenibilidad ambiental y el mantenimiento de la capacidad productiva de la agricultura, cuya intensificación ha contribuido a la aceleración de los procesos erosivos.

A corto plazo, puede generar fragmentación de fincas y daños en infraestructuras hidráulicas y viarias por los sedimentos exportados. De forma inmediata supone para el agricultor una pérdida de superficie productiva, daños sobre el sistema radicular de los olivos y dificulta las labores de recolección y mantenimiento.

Fragmentación de la explotación

 

Según el Inventario Nacional de Erosión de Suelos (INES), más de la mitad de la superficie de olivar de Andalucía, unas 791.334 ha, presenta tasas de erosión por encima de 12 toneladas por hectárea y año. Estas explotaciones son susceptibles de presentar pérdidas sustanciales en la productividad como consecuencia de la pérdida de fertilidad del suelo.

Pérdida de suelo en España
Fuente: almazcara.forestry.es
(fuente datos @mitecogob)

 

Hace dos años iniciamos nuestra participación en el Proyecto Innolivar de Compra Pública de Innovación en su modalidad de Compra Pública Precomercial, liderado por la Universidad de Córdoba (UCO) y en el AGRESTA participa como empresa seleccionada. Tras dos fases previas conseguimos que nuestra propuesta fuera seleccionada para dar solución a la demanda tecnológica planteada en la Línea 5,  Lucha contra la erosión: control y corrección de cárcavas.

Objetivos del proyecto

El objetivo general del proyecto persigue el diseño, desarrollo, prototipado y evaluación práctica de una serie de soluciones combinadas para la corrección de cárcavas y la ejecución de obras de paso, con el fin de reducir y frenar la pérdida de suelo y mejorar el tránsito de personas y maquinaria en fincas de olivar, facilitando las tareas propias del cultivo. Este objetivo general se concreta en los siguientes objetivos específicos:

  • Objetivo 1: Análisis, caracterización y seguimiento de la cárcava utilizando Sistemas de información geográfica, Vuelos Aéreos No Tripulados y modelos predictivos de evolución del paisaje.
  • Objetivo 2: Desarrollo de cubiertas vegetales a través de nuevos bancos de semillas para control de la generación de escorrentía y la erosión laminar y en regueros.
  • Objetivo 3: Uso de estructuras de contención y ejecución de obras de paso, realizadas mediante elementos prefabricados de hormigón.

Observar con detalle y anticiparnos

En la medida en que podamos precisar con detalle el efecto de las correcciones propuestas sobre la erosión en la cárcava, podremos verificar su efectividad y aprender del proceso. Gracias al proyecto Innolivar vamos a observar en detalle la evolución de varias cárcavas durante el periodo 2019-2021.

Para ello estamos usando el dron AT4 desarrollado por Aetotools y adaptado para que además de poder generar nubes de puntos fotogramétricas, podamos monitorizar la vegetación simultáneamente con un sensor multiespectral.

Imagen NIR de RedEdge -MX

 

Durante los próximos dos años vamos a observar muy de cerca cada grano de tierra que se mueva en la zona de prototipado en Castro del Río (Córdoba), donde se va a implementar el dispositivo experimental. En este tiempo realizaremos vuelos periódicos y con la ayuda de la UCO trataremos de modelizar los efectos de la erosión apoyándonos en mediciones de otros parámetros hidrológicos como la precipitación y el caudal.

Aporte/pérdida de sedimentación en una cárcava
(periodo octubre-diciembre 2019)

 

Volando a 30 metros de altura conseguimos una resolución por debajo del centímetro y niveles de precisión centimétrica en nubes de puntos como la que se muestra aquí.

Adelantarse a la formación de cárcavas o prever el lugar exacto donde aparecerán los nuevos barrancos es una de las formas de poner freno a las elevadas cifras de pérdida de suelo provocadas por este fenómeno que, no solo causa perjuicios al agricultor sino que afecta a la biodiversidad y sostenibilidad de los suelos (Hayas et al., 2017).

Nube de puntos de la red de drenaje en la zona 
del prototipado del olivar realizada con dron

 

Así, haciendo mención a la concienciación y la necesidad de mapear zonas de riesgo de erosión, estamos desarrollando una aplicación informática basada en SIG, (sistemas de información geográfica) que permita al usuario evaluar los siguientes aspectos:

  • Riesgo de erosión y zonificación de la explotación.
  • Posibles soluciones a aplicar y costes asociados

Índice topográfico de la zona de estudio

 

Soluciones a medida

Siendo capaces de anticiparnos a la aparición de nuevos daños y contando con herramientas de aprendizaje a partir de la evaluación de las medidas correctoras, queremos ofrecer soluciones adaptadas a las necesidades locales de cada problema.

Una de las demandas tecnológicas planteada por la UCO consiste en que las estructuras de contención en cárcavas que estamos diseñando, se realicen con elementos prefabricados de hormigón de menos de 25 kg. De esta forma los diques pueden ser construidos sin necesidad de apoyarse en maquinaria.

En Vialca llevan años aportando soluciones para cárcavas con hormigón prefabricado, cuya colocación requiere de ayuda mecanizada para mover las placas alveolares que usan como barreras de contención.

Placas de hormigón prefabricado colocadas por Vialca en 2016

 

Con Vialca y también junto a Guillermo Tardío como experto en soluciones basadas en la naturaleza, hemos comprobado que la modularidad demandada desde la UCO tiene otras ventajas, ya que nos va a permitir adaptar de forma muy detallada la barrera de hormigón a la topografía de cada cárcava.

Mediciones para el dimensionamiento de barreras de hormigón prefabricado

 

Nuestra propuesta combina además el hormigón prefabricado con otro tipo de barreras realizadas con los restos de poda de la propia finca, intercalando series de estas empalizadas vegetales entre los diques.

Ejemplo de empalizada realizada en la zona de prototipado

Vista en planta de una barrera vegetal

 

Se trata por tanto de combinar técnicas de corrección sencillas de implementar en las cárcavas con cubiertas vegetales que garanticen la permanencia del suelo en la cuenca vertiente. Las cárcavas son un síntoma severo, sin embargo la enfermedad está en las laderas.

Tal y como plantea el objetivo 2, es fundamental reducir la erosión laminar si queremos parar el crecimiento de la cárcava. El reto aquí está en hacerlo de una manera económica y afectando lo mínimo posible al manejo de la explotación.

Estado de las cubiertas vegetales en enero de 2020

 

Dada la importancia por tanto de las cubiertas vegetales decidimos contar con Sylvestris, que aportan una amplia experiencia en restauración. Con ellos hemos buscado una mezcla de semillas que compita lo mínimo posible con el olivo y minimice las necesidades de mantenimiento de la cubierta.

Junto con la Universidad de Córdoba y todos nuestros colaboradores esperamos alcanzar una solución atractiva para el agricultor que contribuya a dar respuesta a uno de los más graves problemas ambientales que amenazan la sostenibilidad del olivar.

Siembra realizada en octubre de 2019

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar