A continuación os presentamos las primeras conclusiones del congreso forestal celebrado en Avila en el mes de septiembre.

Los montes representan una parte sustancial del territorio español y deberían considerarse como un bien estratégico del país. La diversidad de las funciones que desempeñan y la relevancia de los servicios que prestan a la sociedad justifican un mayor reconocimiento social y una mayor atención por los poderes públicos.
Esta 5ª edición del Congreso ha querido incidir sobre la necesidad de aproximar monte y sociedad: que la sociedad conozca mejor la contribución de los montes a la riqueza y el bienestar nacional y participe en la definición de las prioridades de gestión. Y por otro lado, que los agentes de sector forestal atiendan en mayor medida las necesidades de información, ocio y recreo del conjunto de la sociedad.

Los debates de las diferentes sesiones han puesto de manifiesto la profunda transformación que han tenido nuestros espacios forestales, los cambios de paisaje y la expansión de los bosques, así como las nuevas amenazas que ensombrecen el futuro y las nuevas oportunidades de productos y servicios.

La contribución de los montes al cambio climático, a través de la absorción de CO2 y de la fijación en productos de madera, la utilización de estos productos para la generación de energía y en la construcción son algunas de estas oportunidades destacadas.
La globalización, el cambio climático, el cambio social y de las condiciones económicas plantean nuevos retos al sector que deben afrontarse mediante el reforzamiento de las relaciones entre los diferentes agentes: propietarios, empresarios, técnicos y gestores; y a través de la innovación y una intensa colaboración con la investigación.

El sector forestal debe avanzar estrechamente unido a otros sectores del ámbito rural, como la agricultura y la ganadería, y contribuir al desarrollo de las comunidades rurales.

El papel de los montes en la ordenación del territorio y su contribución al paisaje son cuestiones que requerirán atención y esfuerzo en los próximos años.
La distribución de las competencias forestales entre las diferentes comunidades autónomas ha supuesto un gran impulso para el conjunto del sector y el desarrollo de nuevas áreas de interés. La red de espacios naturales protegidos, el desarrollo de las infraestructuras de uso público y de los sistemas de lucha contra incendios forestales son quizás las mayores contribuciones de los últimos años.

No obstante, la pérdida de competitividad de los productos forestales supone que la puesta en valor de nuestros montes y el aprovechamiento de los recursos infrautilizados sea sin duda el mayor reto que tenemos que afrontar.

Ello requerirá sin duda el reforzamiento de una política forestal nacional común, una mayor coordinación entre todas las administraciones y entre los diversos agentes del sector, especialmente industria y propietarios, y un papel de liderazgo que debe asumir el Ministerio de Medio Ambiente:

 

  • El desarrollo de la Ley de Montes

  • El desarrollo de la Ley del Patrimonio Natural

  • La dotación del Fondo para el Patrimonio Natural y del Fondo Forestal Nacional,

 

son sin duda medidas que contribuirán al desarrollo del sector.

Disponer de la información adecuada es un requisito indispensable que el conjunto de las administraciones deben asumir si queremos establecer bases sólidas para la política nacional. Sólo sobre un sistema de información bien articulado y unas estadísticas fiables, cabe desarrollar una estrategia de comunicación que permita al sector llegar a la sociedad.

Y con la comunicación, el reforzamiento de los programas educativos, de manera que nuestros jóvenes tengan un mayor conocimiento de la realidad de los espacios forestales del país.

Reforzamiento de la política forestal común, liderazgo y vertebración en el sector, creación de un sistema de información, de una estrategia de comunicación y de programas educativos, apoyo en la investigación y decidida apuesta por la transferencia de conocimientos y la innovación son a ciencia cierta las claves que permitirán al sector aprovechar las nuevas oportunidades y superar los retos a que nos enfrentamos.

Entendemos que este congreso va a suponer un salto adelante en la gestión forestal para generar un patromino forestal rico y divierso y la movilización de los recursos disponibles para la generación de empleo en el sector.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar